lunes, 9 de mayo de 2016

¿Por qué hago esto?

                                            
                                                          Bienvenido  y ante todo muchas gracias por visitar esta página.
Mario Gil

Me gustaría compartir contigo un poco de mi largo recorrido en la vida, a los 28 años se despertó en mi el Filósofo, el que quiere  saber la “Verdad” de las cosas que vemos y las que no vemos. Empecé mi particular investigación de la Vida intentando comprender el conocimiento humano y me hice lo que se viene llamando Autodidacta, estudiando y practicando diferentes campos: mi comienzo fue con el Hatha Yoga, luego me adentre en los conocimientos de la Filosofía Oriental y Occidental, Psicología, Parapsicología, Historia, Simbología, Civilizaciones desaparecidas, Oratoria, Dialéctica, Astrología, Geobiología, Astronomía, Electromecánica, Automatismos, Física, Química, Física Cuántica, Anatomía, Medicina Alternativa en sus diferentes ramas, continuando mi estudio e investigación sobre la Bioenergía.

En la Bioenergía es donde he puesto más énfasis; desde siempre para mi ha sido fundamental el ocuparme por la salud. Entiendo que el bien más preciado que tenemos es una buena salud ¡Hay que cuidarla!

En este afán de autoconocimiento y del conocimiento exterior, he ido realizado, como ya he comentado, diferentes cursos, trabajos e intentando mejorar mi entorno social en lo posible, trabajando por y para los demás, sean estos familia, amigos y sociedad, así fueron pasando los años y mi salud se desarrolló aceptablemente. Hasta que a la edad de 45 años, empecé a padecer múltiples dolencias y patologías acompañadas de sus consabidos dolores. Esto hace que comenzara a buscar soluciones para mí y dejara de lado la excesiva dedicación a los demás. En esos momentos, la Vida me decía que tenía que ocuparme algo más de mí.

Tuve que buscar y encontrar la solución por mi mismo a estos dolores, ya que habiendo ido a visitar a múltiples profesionales de distintas ramas de la medicina convencional como terapias alternativas, seguía sin encontrar soluciones a mis dolores. Y tras mucho buscar…, gracias a mi tenacidad, constancia, aplicación, observación y mi eterno afán de experimentación llego a mis manos este conocimiento que hoy puedo compartir contigo.

Muchas gracias por leer estas palabras y espero que encuentres en estas páginas lo que tú necesitas y si lo encuentras compártelo, que no hay mayor placer que el compartir las cosas buenas que uno consiguió.

Mario Gil.



Para conocernos puedes visitarnos en: http://acupiramide.es/

No hay comentarios: